Añadir nuevo comentario

 
 

En nuestro diario vivir nos damos cuenta que muchos hermanos se encuentran hoy sin orientación espiritual, sin que nadie les de esperanza, ahí esta nuestro accionar cumpliendo con la misión que Jesús nos encomendó en Mt 28: 20, si tenemos esta luz hay que compartirla con los que están triste y abandonados en la oscuridad.
Nuestra nueva vida debe dar vida no solo a nosotros sino que también a los que no gozan de la dicha de conocer a Jesús que por medio nuestro se le enseñara.
Tengamos compasión de ellos así como Jesús se ha compadecido de nosotros.

Congregación León de Judá | 68 Northampton St. | Boston, MA 02118 | Contactenos
Copyright © 2013 Congregación León de Judá. Todos derechos reservados.